Saltar al contenido

Nitrofurantoína: ¿Qué es y para qué sirve?

Nitrofurantoína: ¿Qué es y para qué sirve?

Nitrofurantoína está indicada para tratar las infecciones de las vías urinarias. Ayuda en el tratamiento de:

  • Cistitis y cistouretritis no complicadas.
  • Bacteriuria asintomática.
  • Infecciones de vías urinarias asociadas a catéter vesical.
  • Cuidado y prevención antibiótica por presencia de anormalidades anatómicas y/o funcionales del tracto urinario.
  • Cuidado y prevención antibiótica para cirugía de prolapso pélvico y/o incontinencia urinaria.

¿Cómo funciona Nitrofurantoína?

Nitrofurantoína es un bactericida. Actúa inactivando o alterando las proteínas ribosomales y otras macromoléculas bacterianas; al hacer esto, a síntesis de proteínas bacterianas, el metabolismo aeróbico, la síntesis de DNA y RNA y la síntesis de la pared bacteriana son inhibidos.

Nitrofurantoína es efectiva contra estafilococo, estreptococo y Corynebacterium.

¿Cómo se toma Nitrofurantoína?

La vía de administración de este medicamento es oral y con alimentos.

  • Adultos: Tomar de 50 a 100mg 4 veces al día.
  • Niños mayores de 12 años o peso superior a 40kg: Tomar 50mg 4 veces al día.
  • Niños mayores de 12 años con peso menor a 40kg: 5 a 7mg por kg de peso cada 24 horas. Se debe dividir en 4 tomas.

Es importante señalar que para niños menores, se debe adiministrar la presentación en solución.

El tiempo del tratamiento es de 6 a 7 días.

¿Cuánto cuesta y dónde comprar Nitrofurantoína?

Nitrofurantoína se puede hallar con facilidad en la gran mayoría de farmacias físicas y en línea del país.

Se presenta bajo diferentes marcas comerciales:

  • Macrofurin.
  • Futroken.
  • Macrodantina.

Su precio varía según la marca y presentación, pero oscila entre los 150 y 800 pesos mexicanos.

Recuerda que puedes adquirir cualquier presentación de Nitrofurantoína en Farmacias Prixz, Farmacias San Pablo, Farmalisto, entre otras.

Nitrofurantoína en embarazo y lactancia

Nitrofurantoína puede usarse durante el embarazo hasta las últimas semanas, ya que puede existir de ocasionar anemia hemolítica fetal.

Para la lactancia, se debe evitar el uso de este fármaco durante los 3 primeros meses de vida de infante ya que puede existir riesgo de hemolisis. Asimismo, en infantes pasados de 3 meses pero con deficiencias enzimáticas eritrocitarias como el déficit de glucosa 6-fosfato deshidrogenasa, también debe ser suspendido.

Nitrofurantoína y alcohol

Nitrofurantoína no presenta contraindicaciones con el alcohol. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este fármaco es metabolizado por medio del hígado, por lo cual, si existe la combinación, se forza al órgano y puede que se pierda un porcentaje de la eficacia del medicamento.

Nitrofurantoína con otros medicamentos

Al momento empezar a suministrar Nitrofurantoína, se deben tener en cuenta las interacciones con otras suatacias:

  • Antiácidos como trisilicato magnésico: Disminuyen la absorción.
  • Probenecid y sulfinpirazona: Disminyen la excreción renal.
  • Acetazolamida, diclorfenamida, citrato potásico y bicarbonato sódico: Disminuyen la acción del fármaco.
  • Quinolonas: Tienen un efecto antagónico.
  • Nitrofurantoína genera falsos positivos en pruebas de glucosa en orina.

Contraindicaciones de Nitrofurantoína

Cuando se inicia un tratamiento con este medicamento, se deben considerar la serie de restricciones y riesgos que conlleva. Pasar por alto estas precauciones de uso puede provocar reacciones peligrosas en el paciente.

No usar en caso de:

  • Hipersensibilidad a la sustancia activa.
  • Insuficiencia renal.
  • Últimas 2 semanas de embarazo.

Suspender en caso de:

  • Alteraciones hepáticas.

Efectos secundarios de Nitrofurantoína

Como cualquier otro medicamento, Nitrofurantoína puede ocasionar, en algunos pacientes, una serie de reacciones adversas. Si alguno de estos síntomas se presenta de manera grave o recurrente, se debe acudir al médico inmediatamente.

  • Prurito.
  • Urticaria.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Artralgia.
  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Dolor abdominal.
  • Diarrea,
  • Hipersensibilidad pulmonar aguda, sub aguda y crónica.
  • Disnea.