Saltar al contenido

Mesalazina: ¿Qué es y para qué sirve?

Mesalazina: Trata de manera efectiva la colitis ulcerativa

La mesalazina se está indicada para tratar y mantener la remisión de la colitis ulcerativa. Asimismo, puede ser usada para el tratamiento en episodios agudos de la enfermedad de Crohn (inflamación de diversas partes del tubo digestivo).

La mesalazina se cataloga como un antiinflamatorio y actúa inhibiendo la lipooxigenasa y la eliminación de radicales libres de oxígeno.

¿Cómo se administra Mesalazina?

La vía de administración es u oral, según la presentación.

Tabletas

Colitis ulcerativa: tomar 500mg tres veces al día.

Enfermedad de Crohn: tomar de 500 a 1,500mg tres veces al día.

Enema

Se debe aplicar el contenido de un enema una vez al día antes de dormir.

La forma de aplicarlo es la siguiente:

  • Agitar el frasco durante 30 segundos antes de aplicar.
  • Remover la tapa protectora del aplicador.
  • Recostarse sobre el lado izquierdo con la pierna izquierda estirada y la derecha inclinada.
  • Insertar la punta del aplicador en el recto, la punta del aplicador debe estar ligeramente hacia arriba, apuntando al ombligo.
  • Apretar la botella lenta y suavemente para que se libere el contenido.
  • Cuando se vacíe, retirar con mucho cuidado la botella y permanecer en esa posición por 30 minutos para permitir que la mesalazina se extienda por el intestino.

Supositorios

  • Episodios agudos de colitis ulcerativa: 500mg tres veces al día. Para el mantenimiento, la dosis baja a la mitad, 250mg tres veces al día.
  • Inflamación de hemorroides internas: 500mg dos veces al día.

Cuando se usa supositorio de 1g, se debe administrar una vez al día antes de acostarse.

¿Cómo encuentro Mesalazina en farmacias?

La mesalazina se puede administrar por diferentes vías, por ello, en el mercado existen diferentes presentaciones bajo distintos nombres comerciales, entre ellos están:

Salofalk. Puedes encontrar tabletas de 250 o 500mg; supositorios de 250, 500 o 1,000mg y suspensión para enema de 1 o 4g.

Pentasa. Puedes hallar granulados de liberación prologada de 1, 2 o 4g, cada caja puede tener 30, 50 o 100 sobres. De igual manera, suspensión para enema de 1 o 4g.

Ateka. Se encuentran comprimidos de 1,200mg, en cajas desde 16 hasta 120 unidades.

¿Cuánto cuesta y dónde comprar Mesalazina?

Mesalazina es muy fácil de encontrar en la mayoría de farmacias físicas y en línea del país. Puedes probar revisar en farmacias Prixz, Farmalisto, San Pablo, Benavides, entre otras.

Su costo varía según la marca y presentación, pero oscila entre los 200 y 1,500 pesos mexicanos.

Consideraciones antes de usar Mesalazina

Antes de iniciar un tratamiento con mesalazina, tu médico debe informarte sobre los riesgos y restricciones que esto implica. Revisa la siguiente información.

Contraindicaciones

  • Hipersensibilidad a mesalazina y salicilatos.
  • Insuficiencia renal grave.
  • Insuficiencia hepática grave.
  • Úlcera gástrica y duodenal.
  • Tendencia a hemorragias.
  • Niños menores de 2 años.

Precauciones y riesgos

  • Personas de edad avanzada.
  • Monitorizar función renal.
  • Monitorizar función hepática.
  • Enfermedad pulmonar, asma.
  • Suspender en caso de sospecha de alteraciones cardiacas.
  • No usar con laxantes tipo lactulosa.

¿Qué efectos secundarios produce Mesalazina?

Como todo medicamento, mesalazina puede producir algunas reacciones adversas como:

  • Diarrea.
  • Dolor abdominal.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Flatulencias.
  • Erupciones cutáneas.
  • Dolor de cabeza.
  • Molestia anal.
  • Irritación en el lugar de aplicación.
  • Fotosensibilidad.
  • Alteraciones hepáticas.