Saltar al contenido

Lorazepam: ¿Qué es y para qué sirve?

Lorazepam: Efectivo ansiolítico

El lorazepam está indicado para tratar los trastornos de ansiedad, los periodos cortos de ansiedad o la ansiedad con síntomas depresivos.

Lorazepam también puede ser prescrito para dar tratamiento a la tensión, alteraciones psíquicas del comportamiento, trastornos del sueño, neurosis, hiperemotividad y como coadyuvante a antieméticos convencionales.

Lorazepam está dentro los medicamentos llamados benzodiacepinas y funciona aumentando la actividad del ácido GABA, con lo cual, quien lo toma, experimenta relajación corporal y psíquica.

Tiene funciones hipnóticas, anticonvulsivantes, sedantes, de relajante muscular y amnésica.

¿Cómo tomar Lorazepam?

La vía de administración es oral, son tabletas.

Para la ansiedad, el tratamiento no debe exceder las 12 semanas.

Para el insomnio, el tratamiento no debe exceder las 4 semanas.

  • Ansiedad: Tomar 1 a 10mg al día, divididas en 2 o 3 tomas.
  • Insomnio: Tomar 1 a 4mg antes de acostarse.
  • Población especial (edad avanzada, insuficiencia renal, insuficiencia hepática): Tomar 0.5mg al día, pudiendo ajustar la dosis.

¿Cuánto tarda en hacer efecto Lorazepam?

Una vez que tomas lorazepam, debes esperar sus que haga efecto en un periodo de entre 30 a 60 minutos. Asimismo, su duración de sedación no suele exceder las 8 horas.

En personas con insuficiencias hepáticas, renales o de edad avanzada, sus efectos pueden durar más tiempo y ser de mayor intensidad.

¿Cómo encuentro Lorazepam en farmacias?

Para tratar tu problema de ansiedad, se pueden hallar diversos nombres comerciales y presentaciones que contengan la sustancia activa. Revisa algunas de ellas.

Lozam, caja con 40 tabletas de 1 o 2mg.

Ativan, caja con 40 u 80 tabletas de 1 o 2mg

Recuerda que este medicamento necesita receta, por lo cual, acude a tu médico para que te diagnostique de la mejor manera.

¿Cuánto cuesta y dónde comprar Lorazepam?

Si necesitas adquirir este medicamento, lo puedes hallar sin complicaciones en la mayoría de farmacias físicas y en línea del país.

  • Su precio varía según la marca y presentación que adquieras, pero ronda entre los 400 y 1,600 pesos mexicanos.

Recuerda que puedes adquirir cualquier presentación de lorazepam o  en farmacias Prixz, Smartclub, San Pablo, Farmalisto, Benavides, Del Ahorro, entre otras.

Lorazepam y alcohol

La toma de alcohol durante el tratamiento con lorazepam está contraindicada. Esto se debe a que las bebidas alcohólicas potencian los efectos secundarios del fármaco, por lo cual, se puede poner en riesgo la integridad del paciente.

Asimismo, la lorazepam es metabolizada por el hígado, por lo que, si existe un exceso de alcohol, puedes provocar que el hígado se sature y no pueda procesar correctamente el medicamento.

Consideraciones antes de tomar Lorazepam

Antes de iniciar un tratamiento con lorazepam, tu médico debe informarte sobre los riesgos y restricciones que esto implica. Revisa la siguiente información.

Contraindicaciones

  • Hipersensibilidad a la sustancia activa.
  • Miastenia gravis.
  • Síndrome de apnea del sueño.
  • Insuficiencia respiratoria grave.
  • Insuficiencia hepática grave.
  • Tomar en conjunto con opiáceos, barbitúricos o neurolépticos.
  • Embarazo y lactancia.

Precauciones

  • Edad avanzada.
  • Insuficiencia renal moderada.
  • Insuficiencia hepática moderada.
  • Insuficiencia respiratoria moderada.
  • Glaucoma de ángulo cerrado.
  • Dependencia activa a drogas o alcohol. Historial de dependencia.
  • Riesgo de tolerancia y dependencia después de uso continuo.
  • Al ser interrumpido abruptamente, puede causar signos de abstinencia.
  • En pacientes con depresión acompañada de ansiedad, pueden existir intentos de suicidio.

¿Qué efectos secundarios produce Lorazepam?

Como todo medicamento, lorazepam puede producir algunas reacciones adversas como:

  • Sedación.
  • Reducción del estado de alerta.
  • Fatiga.
  • Dolor de cabeza.
  • Somnolencia.
  • Ataxia.
  • Sensación de ahogo.
  • Depresión.
  • Confusión.
  • Mareos.
  • Astenia.
  • Reacciones psiquiátricas y paradójicas.