Saltar al contenido

Lincomicina: ¿Qué es y para qué sirve?

Lincomicina: ¿Qué es y para qué sirve?

La lincomicina es un antibiótico de espectro medio que es usado en personas que son alérgicas a la penicilina.

La lincomicina es usada para tratar: amigdalitis, faringitis, sinusitis, otitis media, fiebre escarlatina, bronquitis aguda y crónica, neumonía, infecciones de la piel, infecciones de los huesos como artritis séptica, septicemia y endocarditis, y disentería bacilar.

¿Cómo se aplica la Lincomicina?

La lincomicina se puede administrar por 3 vías: Intramuscular (inyección), Infusión intravenosa y oral.

La dosis recomendad de lincomicina es la siguiente:

Inyección intramuscular

  • Adultos: 600mg cada 12 o 24 horas, depende la gravedad del padecimiento.
  • Niños mayores a 1 mes: 10mg por kilogramo cada 12 o 24 horas.

Infusión intravenosa

Se debe diluir 1 gramo en 100ml de solución y aplicar en el paciente en un periodo menos de 1 hora.

  • Adultos: 600mg a 1 gramo cada 8 o 12 horas.
  • Niños mayores a 1 mes: 10 a 20mg por cada kilogramo cada 8 o 12 horas. Se dividir en 3 dosis.

Oral – Tabletas y Jarabe

  • Adultos: 500mg cada 6 u 8 horas, depende la severidad de la afección.

Se sugiere no tomar alimentos 1 o 2 horas antes de tomar la dosis de lincomicina.

¿Cuánto tipo dura el efecto de la lincomicina?

Una vez que te administran lincomicina, su tiempo de inicio acción varía entre las 2 y 4 horas. Este efecto dura entre 12 y 24 horas, depende las funciones del paciente y se excreta mayormente por medio de las heces y la orina.

¿Cuáles son las presentaciones de Lincomicina?

En el mercado, existen varias presentaciones de lincomicina, y varían entre marcas y tipo de administración.

La marca más encontrada es Lincocin, elaborada por laboratorios Pfizer.

  • Solución inyectable. La caja contiene 6 jeringas prellenadas de 600mg de lincomicina y 2ml de solución.
  • Solución infantil: La caja contiene 6 jeringas prellenadas de 300mg de lincomicina con 1ml de solución
  • Tabletas: La caja contiene 16 tabletas de 500mg cada una.
  • Jarabe: Un frasco de 100ml que contiene 250mg de lincomicina.

Puedes encontrar otras marcas que se ajusten a tu bolsillo.

¿Cuánto cuesta y dónde comprar Lincomicina?

Como se comentaba, en el mercado, la marca con mayor presencia con la sustancia activa lincomicina es Lincocin, sin embargo, también puedes encontrar: Lisonin.

Su precio varía según la presentación está entre los 200 y 750 pesos mexicanos.

Cada uno de estas marcas las puedes encontrar en la gran mayoría de farmacias físicas y en línea del país, como por ejemplo, Prixz, San Pablo, Benavides, Guadalajara, Del Ahorro, Similares y más.

Recuerda siempre comparar precios para hacer rendir tu dinero.

¿Lincomicina o Ceftriaxona?

Si bien la lincomicina y la ceftriaxona son ideales para tratar diversas infecciones, pertenecen a grupos distintos de antibióticos. Por lo anterior, un médico especialista es quien debe determinar qué fármaco usar.

La ceftriaxona está indicada para tratar meningitis, infecciones en la zona del abdomen, infecciones de huesos y articulaciones, infecciones de la piel y tejidos, infecciones en vías urinarias, infecciones en vías respiratorias, gonorrea, etcétera.

¿Cuáles son las contraindicaciones de Lincomicina?

Antes de aplicar este fármaco, asegúrate de conocer las restricciones y precauciones que tiene:

  • No tomar en caso de hipersensibilidad a la lincomicina o clindamicina.
  • Contraindicado en casos de meningitis.
  • No administrar en recién nacidos.
  • No debe ser usado por personas con insuficiencia renal aguda.
  • Evitar si se presenta infección por monillas.
  • Realizar pruebas hepáticas, renales y sanguíneas periódicas en tratamientos largos.
  • Revisar en riesgo de administrar en embarazo y lactancia.
  • Lincomicina altera la flora intestinal.

¿Qué reacciones adversas tiene la Lincomicina?

Dentro de los efectos secundarios que pueden existir con la toma de este medicamento, están:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Diarrea intensa.
  • Esofagitis.
  • Urticaria.
  • Erupción cutánea.
  • Inflamación de mucosa rectal y vaginal.
  • Leucopenia o neutropenia reversible.
  • Hipotensión.
  • Irritación y dolor en la zona de inyección.
  • Trastornos hepatobiliares.
  • Trastornos de la piel.