Saltar al contenido

Hidroxicloroquina: ¿Qué es y para qué sirve?

Hidroxicloroquina: ¿Qué es y para qué sirve?

Hidroxicloroquina es un fármaco usado para prevenir y tratar la malaria. Asimismo se prescribe para el tratamiento del lupus eritematoso sistémico y discoide crónico y la artritis reumatoide.

Hidroxicloroquina es un antimalárico que se emplea para el tratamiento de las enfermedades autoinmunes sistémicas (EAS).

¿Qué contiene Hidroxicloroquina?

El principio activo de este fármaco es Hidroxicloroquina. Éste se utiliza para reducir la inflamación en la artritis reumatoide y el lupus.

Hidroxicloroquina tiene un efecto inmunomodulador en el cuerpo, es decir, estimula el sistema inmune y ayuda a combatir infecciones u otras enfermedades. Tiene la capacidad de interferir con la presentación de autoantígenos, bloquear la respuesta de linfocitos T inducida por antígenos, disminuir la producción de mediadores inflamatorios e inhibir la activación de los receptores Toll-like (TLR).

Se debe aclarar que se ha observado que sus efectos secundarios son leves y se reducen conforme avanza el tratamiento. No obstante, el daño con mayor riesgo es el oftalmológico.

¿Cómo tomar Hidroxicloroquina?

La vía de administración de este medicamento es oral.

Adultos

Prevención de malaria: 2 tabletas a la semana, el mismo día. 2 semanas antes de viajar al lugar con exposición y 8 semanas después de dejar el lugar.

Ataques agudos de malaria: 4 tabletas de manera inmediata, 2 tabletas 6 u 8 horas después de las primeras 4. Después, 2 tabletas al día por dos días seguidos.

Lupus eritematoso: 2 tabletas dos veces al día.

Artritis reumatoide: De 1 a 3 tabletas una vez al día.

Bebés y niños

La dosis debe ser establecida conforme el peso, por lo cual, el médico debe revisar a profundidad al paciente para establecerla.

¿Cuánto tarda en hacer efecto Hidroxicloroquina?

Cuando se inicia a tomar este fármaco, éste se empieza a distribuir por los tejidos musculares, el bazo, los riñones, el hígado, la sangre, las glándulas pituitarias y suprarrenales, entre otros órganos. Una vez localizado en el cuerpo, se ha detectado su inicio de efecto antiinflamatorio en un periodo de entre 4 a 6 semanas.

Hay que recordar que Hidroxicloroquina se metaboliza en el hígado y se excreta por vía renal.

¿Cuánto cuesta y dónde puedo comprar Hidroxicloroquina?

Este medicamento puede encontrarse bajo el nombre comercial de Plaquenil, perteneciente al laboratorio Sanofi.

El precio de la caja con 20 tabletas de 200mg cada una, oscila entre los 550 y 630 pesos mexicanos.

Recuerda que puedes adquirir la sustancia activa Hidroxicloroquina, en Farmacias Prixz, Farmacias San Pablo, Farmacias del Ahorro, entre otras.

¿Hidroxicloroquina engorda?

No se ha establecido el aumento de peso con la toma de Hidroxicloroquina. Se tiene que tomar en cuenta que uno de los efectos secundarios de este fármaco es la pérdida de apetito, por lo cual el paciente debe revisar de manera constante su peso y tomar medidas para mantenerse sano.

Hidroxicloroquina en embarazo y lactancia

De manera general, se debe evitar el uso de este fármaco durante el periodo de gestación, sin embargo, si la mujer tiene un ataque de malaria en esta etapa, el médico puede evaluar el riesgo-beneficio.

Para el periodo de lactancia, los estudios han demostrado la excreción de Hidroxicloroquina por la leche materna, sin embargo, no existen datos de afectación al neonato. Se puede administrar en esta etapa.

Hidroxicloroquina y alcohol

El uso de alcohol no está estrictamente contraindicado, sin embargo, la metabolización se ejerce gracias al hígado, por lo cual, la ingesta de alcohol puede hacer más difícil esta tarea. No se recomienda tomar alcohol durante el tratamiento con Hidroxicloroquina.

Riesgos de Hidroxicloroquina

Al decidir iniciar un tratamiento con este fármaco, se deben revisar y respetar la lista de restricciones y precauciones que ésta conlleva. Esto con el fin de evitar provocar mayores complicaciones en los pacientes que lo toman. Revisa la siguiente información.

No tomar en casos de:

  • Hipersensibilidad a Hidroxicloroquina o derivados de 4-aminoquinolinas.
  • Alteraciones en la agudeza o campo visual.

Precaución en caso de:

  • Insuficiencia renal o acidosis metabólica.
  • Insuficiencia hepática.
  • Historial o padecimientos actuales neurológicos, especialmente epilepsia.
  • Personas de la tercera edad.
  • Personas con tendencia a dermatitis, psoriasis y deficiencia de G6PDH.
  • Miastenia gravis.
  • En niños con peso menor de 31 kg.

Puede producir:

  • Queratopatía.
  • Alteración de iris o retinopatía.
  • Miopatía.
  • Neuromiopatía.

Suspender en caso de:

  • Indicio de debilidad muscular.

 

Efectos secundarios de Hidroxicloroquina

El uso de este medicamento puede traer consigo una serie de efectos adversos en quien lo toma. Si notas que alguna de estas expresiones se presenta de forma persistente o grave, es necesario que acudas a tu médico.

  • Malestar estomacal.
  • Dolor de estómago.
  • Diarrea.
  • Dolor de cabeza.
  • Mareo.
  • Pérdida de apetito.
  • Sarpullido.

De forma grave, puede producir:

  • Alteraciones en la vista: visión borrosa, fotofobia, opacidad, foto sensibilidad.
  • Debilidad muscular.
  • Problemas en los oídos: silbidos, dificultad para escuchar.
  • Hematomas.
  • Somnolencia.
  • Cambio de estado de ánimo.
  • Convulsiones.