Saltar al contenido

Glimepirida: ¿Qué es y para qué sirve?

Para qué sirve la Glimepiride

La Gliperimida es un antidiabético que ayuda en el control de los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre. La glimepirida es un medicamento de la clase de las sulfonilureas, indicado para el tratamiento de la Diabetes Mellitus tipo 2, en especial para personas cuya hiperglicemia no puede ser controlada mediante alimentación.

Comúnmente se utiliza con Insulina para mejorar el efecto de este medicamento.

Presentaciones de Glimepirida

Se vende en dosis de 2 y 4 mg, cuyo tiempo de acción oscila entre 16 y 24 horas.

  • Tabletas de Glimepirida, de 2 y 4 mg, caja con 15 y 30 tabletas.
  • Adiripem, de 2 y 4 mg, caja con 15 y 30 tabletas.
  • Amaryl, de 2, 3, 4 y 6 mg, caja con 15, 30 y 60 tabletas.
  • Betacord, de 1, 2, 3 y 4 mg, caja con 15, 20 y 30 tabletas.
  • Esliby, de 1, 2, 3 y 4 mg, caja con 20, 30 y 40 tabletas.
  • Zukedib, de 2 y 4 mg, caja con 30 y 60 tabletas.

Dosis recomendada de Glimepiride®

Pese a que la dosis de Glimepirida está indicada entre 1 y 8 mg diarios, un médico debe de indicar la dosis según la salud del paciente. La indicación general es empezar con una dosis de Glimepirida baja e incrementarla hasta alcanzar una cantidad adecuada que se mantendrá.

Se recomienda tomar la dosis de Glimepiride justo antes de ingerir bebidas o alimentos. Y es importante recordar que este medicamento no se usa para el tratamiento de la Diabetes Mellitus Tipo 1.

Efectos Secundarios

Los efectos Secundarios de Glimepirida incluyen:

  • Trastornos del tracto gastrointestinal
  • Reacciones alérgicas ocasionales
  • Raramente produce trombocitopenia, leucopenia y anemia hemolítica.

En las primeras semanas del tratamiento con este medicamento, se aumenta el riesgo de hipoglucemia. Se recomienda limitar el consumo de alcohol y la exposición a la luz solar, ya que pueden propiciar los efectos secundarios.