Saltar al contenido

Duloxetina: ¿Qué es y para qué sirve?

Duloxetina: ¿Qué es y para qué sirve?

Duloxetina está indicada para tratar la depresión el trastorno de ansiedad generalizada. Asimismo está indicada para tratar el dolor por neuropatía        diabética periférica y la fibromialgia.

La Duloxetina es un antidepresivo inhibidor de la recaptación de serotonina y de noradrenalina, con lo cual aumenta las cantidades de estas sustancias en el cerebro; esto ayuda a mantener un equilibrio mental y a regular el dolor.

Dosis de Duloxetina

La vía de administración de este medicamento es oral.

  • Episodios depresivos mayores: 60mg al día.
  • Dolor neuropático periférico diabético: 60mg al día.
  • Trastornos de ansiedad generalizada: 60mg al día. Dependiendo la tolerancia y severidad puede aumentar a un máximo de 120mg al día.

En las poblaciones especiales como con insuficiencia renal y hepática, se recomienda una dosis de 30mg, aunque dependerá de la gravedad  de la insuficiencia.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto Duloxetina?

Una vez que se inicia con el tratamiento con Duloxetina, se puede observar una respuesta terapéutica a las 2 – 4 semanas. El tratamiento debe durar durante varios meses para poder evitar posibles recaídas.

Si no se observan resultados en ese periodo de tiempo, tal vez sea necesario un ajuste de dosis o probar con otro fármaco.

¿Cuánto cuesta y dónde comprar Duloxetina?

En el mercado, Duloxetina se puede encontrar con suma facilidad bajo diferentes marcas comerciales en la mayoría de farmacias físicas y en línea del país.

  • Abretia
  • Slipax
  • Cymbalta
  • Arquera
  • Dulpicap
  • Limbaxia
  • Kastandi

Todas ellas con un precio que varía según la cantidad de cápsulas y el gramaje, pero que oscila entre los 160 y 1900 pesos mexicanos.

Recuerda que puedes adquirir cualquier presentación de Duloxetina en Farmacias Prixz, Farmacias San Pablo, Farmacias del Ahorro, entre otras.

¿Duloxetina engorda?

En ninguno de los efectos secundarios mostrados para Duloxetina muestra el aumento de peso. Es más, su efecto sobre la noradrenalidad produce una diminución del apetito y baja de peso. Si el paciente sufre de una aumento de su masa, debe considerar otras causas y tomar las medidas adecuadas.

Duloxetina en embarazo y lactancia

Hasta la fecha, no existe datos suficientes para determinar la seguridad del uso de Duloxetina durante el embarazo, por ello, el médico debe evaluar el caso particular del paciente y determinar si el beneficio supera al riesgo.

Respecto a la lactancia, se ha demostrado la pequeña excreción de Duloxetina por medio de la leche materna, sin embargo, tampoco se han determinado sus efectos, por lo cual se recomienda suspender el tratamiento con el fármaco o el amamantamiento.

Duloxetina y alcohol

Todas aquellas sustancias que tengan efecto sobre el sistema nervioso central, como el alcohol, deben ser prohibidos. Su combinación puede potenciar los efectos sedantes de la Duloxetina y poner en riesgo la integridad física del paciente.

Precauciones de Duloxetina

Cuando se inicia un tratamiento con este medicamento, se deben considerar la serie de restricciones y riesgos que conlleva. Pasar por alto estas precauciones de uso puede provocar reacciones peligrosas en el paciente.

No tomar en caso de:

  • Hipersensibilidad a Duloxetina.
  • No usar en conjunto con inhibidores de la monoaminooxidasa.
  • Insuficiencia renal grave.
  • Insuficiencia hepática.
  • Hipertensión arterial no controlada.
  • Menores de 18 años.

Precaución en caso de:

  • Insuficiencia renal leve o moderada.
  • Historial de bipolaridad.
  • Historial de convulsiones.
  • Ancianos.
  • No interrumpir bruscamente el tratamiento.
  • Pacientes con glaucoma.

Efectos secundarios de Duloxetina

Como cualquier otro medicamento, Duloxetina puede ocasionar, en algunos pacientes, una serie de reacciones adversas. Si alguno de estos síntomas se presenta de manera constante o grave, será necesario que acudas a tu médico.

  • Somnolencia.
  • Dolor de cabeza.
  • Temblores.
  • Parestesia.
  • Disminución del apetito.
  • Insomnio.
  • Agitación.
  • Disminución de la libido.
  • Ansiedad.
  • Sueños anormales.
  • Alteraciones de la visión.
  • Aumento de la tensión arterial.
  • Boca seca.
  • Estreñimiento.
  • Diarrea.
  • Dolor abdominal.
  • Vómitos.
  • Flatulencias.
  • Aumento de la sudoración.
  • Disfunción eréctil y alteraciones en la eyaculación.

Es importante señalar que este medicamento puede provocar pensamientos suicidas en algunos pacientes, sobre todo, al inicio del tratamiento. La población joven está más propensa a este efecto secundario, por lo que se recomienda que estén bajo constante supervisión familiar y médica.